Páginas

viernes, 1 de agosto de 2014

Al otro lado de nosotros

A todo el mundo le puede pasar en cualquier momento. Paseas despreocupadamente por la calle y de repente, al doblar la esquina, te tropiezas con tu mirada. Tu yo te mira cara a cara. Y cuando te encuentras contigo frente a frente no tienes más remedio que afrontarte. Eres consciente de que tu mirada te reclama, te desnuda, quiere que te rindas cuentas. No hay salida de emergencia, es un cuerpo a cuerpo inevitable. Nadie se escabulle de sí mismo. Aceptas el reto. Tu reloj se para porque arranca un instante único. Te planteas entonces qué ha habido detrás de ti en todo tu tiempo. Te pones con interés y sin tapujos a desenredar lo que se ha ido escondiendo hasta aquí tras tu cara oculta. Todos algún día tenemos que confesar qué hemos atesorado al otro lado de nosotros.

viernes, 21 de febrero de 2014

Bayuda, un desierto asesino

El desierto es un asesino insaciable pero en Sudán cientos de valientes se atreven a plantarle cara diariamente. Al norte de Khartum, muchos héroes seminómadas abrasan su vida hasta el límite, en busca de una vegetación imposible que llevarse a la boca. Un sol despiadado les persigue infatigable a lo largo y ancho del desierto de Bayuda. Es un fuego eterno que pretende achicharrar su fe y calcinar para siempre sus días. Ellos navegan entre un mar de arena rastreando el agua milagrosa que les permita seguir esquivando el abismo. Luchan contracorriente mientras el hambre les rodea. Les reclama a gritos desde el horizonte para arrastrarles sin remedio hacia la nada. Disponen de una resistencia innata contra la adversidad, pero los días son frágiles y el rigor extremo en medio de un desierto asesino. Hay que contar con la complicidad de los dioses para seguir respirando.

domingo, 26 de enero de 2014

A las orillas sagradas del Ganges


En sus turbias aguas se disuelven pausada y fervorosamente millones de esperanzas. Cargadas de mendigos y de brahmanes, con promesas de cuerpos moribundos, entre olores intensos a dioses, a carne abrasada, a altares y a excrementos de vaca sagrada, las místicas orillas del Ganges paralizan sin aliento al visitante. Al tiempo, repletas de emociones, esperan pacientes el momento de acoger en su lecho eterno las cenizas infinitas de la muerte para darles nueva vida.

viernes, 6 de diciembre de 2013

De una madurez hermosa

Se conservaba muy bien y le gustaba entretenerse. Se acercó sin rodeos con su vida al hombro. A todas luces, el tiempo había sido benevolente con él. Tener 70 años en Senegal es haber tenido mucha suerte. Lucía abiertamente un espíritu reposado, la conciencia tranquila y una mirada que parecía sabia. Irradiaba plenitud y no tardó casi nada en desplegar sin aspavientos una madurez hermosa. Confesó, como si tal cosa, que disfrutaba envejeciendo. Le divertía sentirse bebiendo la vida en pequeños sorbos día a día.


domingo, 10 de noviembre de 2013

La suerte se acerca deprisa

Clava los pies en la arena y el tiempo de inmediato se suspende. El corazón brinca inmóvil mientras la potencia bestial se arranca. Un silencio espeso reparte pánico en la grada. El riesgo astifino aprieta el fajín del torero hasta complicarle el aliento. La suerte se acerca deprisa hasta un suspiro escaso de la taleguilla. Si pasa de largo reventará de palmas el tendido alborotado. Si se fija en la entrepierna, el reloj tendrá que detenerse para que una pincelada intensa coloree de sangre la arena de la plaza.

martes, 26 de febrero de 2013

El precio de un euro


Tengo el alma triste. He dormido poco, estoy cansada, me falta luz. En Benín es difícil una vida fácil. Ni un euro. Menos de lo que os gastáis en una cerveza. Faltaba un mundo para que empezase a romper la mañana y ya estaba en marcha. 15 kms. 25 kilos de piñas en la cabeza. El mercado está vivo a primera hora, pero hoy no ha habido suerte. Pienso en el regreso y se me antoja eterno. No tienes la culpa, pero no me hagas fotos. Mi corazón no tiene ganas de sonreír.

sábado, 14 de abril de 2012

El grito de la piel



Como siempre, se acercó despacio al fin del mundo. Escuchó atenta la queja silenciosa de su piel al contacto con aquellas manos sedientas. Hacía tiempo que no se estremecía. Trató de evadirse. Se entretuvo un instante en la mancha de humedad que había en la pared al lado de la cama. Cerró después los ojos para huir mejor y concluyó que en tiempo de crisis los 30.000 euros anuales libres de impuestos la convertían en un ser privilegiado. Por un momento se sintió orgullosa de su cuerpo. Sus labios intentaron dibujar una sonrisa agradecida cuando se dio cuenta de que una lágrima comenzaba a abrasarle la mejilla.

sábado, 10 de marzo de 2012

El artista es la luz

Cuando los hados sonríen, una composición sencilla puede crecer al infinito. De puntillas y a escondidas, se acercan sigilosos a la escena para impregnar el espacio de colores inesperados, expresividad, irisaciones sorprendentes y reflejos imprevistos. Todo lo hacen brotar sin permiso de la nada. El impredecible resultado se llena de fuerza y emociona. La responsable de ese acabado sorprendente, la culpable de los aplausos, es la luz del atardecer. De ella nace el milagro, ella es quien convierte en arte la rutina. Ella es la dueña de la magia.

miércoles, 8 de febrero de 2012

Aseo con mimo


Acaba de levantarse. Como cada día, a Fatu le emociona saltar de la cama para ir corriendo al único grifo del patio. Lo abre con exquisito cuidado. No quiere de ninguna forma que el alma, a medio camino entre el temor y la esperanza, se le desparrame. El milagro dura solamente unas horas al día y hoy se ha levantado un poco tarde. A pesar de lo mucho que escasea el agua -o precisamente por ello-, disfruta aseándose con mimo. Da gusto verla hacer. Tiene una desarrollada habilidad para conseguir que ni una sola gota se distraiga de su cometido.  

sábado, 14 de enero de 2012

La velocidad de la vida

El ritmo es endiablado. Mientras disfrutamos del paisaje el tiempo pasa inexorable por nosotros a una velocidad vertiginosa. La vida vuela sobre los raíles y la tierra se va quedando atrás sin apenas permitirnos darnos cuenta. Caminamos a toda prisa hacia una estación fantasma. Un andén inexistente nos espera, se nos viene encima a toda prisa. La distancia al infinito se acorta a cada instante. En los vagones de este tren endemoniado no hay previstas salidas de emergencia. El viaje finalmente nos depara un silencioso impacto mortal con el vacío.   

martes, 10 de enero de 2012

El pasado era así

Los ladrillos hacían crecer la alegría en las ciudades. Eran años de esplendor. Mucha gente se frotaba las manos, empresas y ciudadanos se endeudaban sin reparo hasta las pestañas al abrigo de la bonanza. La proximidad del paraíso alentaba los ánimos. La carrera desenfrenada de los precios iba acelerando la locura colectiva. De un momento a otro se esperaba la llegada de los dioses cuando, de repente, alguien se dio cuenta de que estábamos construyendo rascacielos sin cimientos. Entonces, automáticamente, el mundo se desplomó.

sábado, 17 de diciembre de 2011

¿Todos iguales?


La modelo estadounidense Lindsay Lohan cobró por una sesión de fotos de cuatro horas para Playboy 900 mil dólares. En Senegal, muchos hombres por dos euros se pasan el día sumergidos hasta el cuello extrayendo sal del fondo del lago Rosa con el cuerpo embadurnado de grasa para que la enorme salinidad de las aguas no termine por abrasarles. Algunos se atan botellas vacías a la cintura porque ni siquiera saben nadar. 

jueves, 1 de diciembre de 2011

El de todos y el mío


Ha conseguido hacerse con el globo. Ya no es un globo cualquiera, ahora es de su propiedad, ha pasado a ser el suyo, su globo. La imagen está impregnada de una contenida expresión de júbilo que se esconde reprimida en el rostro del chaval. Se trata de una victoria importante, es innegable. Pero al mismo tiempo se vislumbra también un ápice de desconfianza en su mirada. Es la sombra del temor a la posible pérdida, que acompaña a toda conquista. 

domingo, 9 de octubre de 2011

NHPM


Bancos de ojos, prótesis de diversos tipo, ortopedia general, rehabilitaciones foniátricas, implantes capilares, intervenciones de estética, alargamientos, recuperaciones funcionales, trasplantes de órganos. La imagen está tomada en el centro de Viena, pero podía ser en Berlín, en París o en Nueva York. Un auténtico hospital para muñecos. 
La ONU busca hace tiempo un Índice de Desarrollo Humano que permita medir con acierto el grado de riqueza y desarrollo de un país. Ha intentado muchos: renta per cápita, grado de alfabetización, acceso a la sanidad, esperanza de vida al nacer, igualdad entre hombres y mujeres, etc. Pero todos cojean. Todavía no ha probado el NHPM (número de hospitales para muñecos) por habitante. Seguro que es el más fiable. En Mozambique, Liberia, Timor Oriental y Etiopía no hay ninguno. 

Con esta foto participo en el mes de octubre en la Kedada Fotográfica de Blogueros con el tema Color Rojo

miércoles, 5 de octubre de 2011

Hasta que anocheció


La primera mariposa era muy bonita. Tenía las alas de color amarillo intenso rematadas de negro aterciopelado con pintas blancas. Estuvo revoloteando a su alrededor mientras merendaba. Sin moverse consiguió atraparla a la primera. Después llamó su atención otra con alas muy, muy grandes y exactamente del color de una puesta de sol, que le dejó cautivado. Una auténtica preciosidad. La persiguió de un lado a otro durante toda la tarde. Le lanzó cien o mil veces el cubo de plástico y siempre con el convencimiento de que en cada ocasión había conseguido atrapar un sueño. Hasta que anocheció.

sábado, 1 de octubre de 2011

Bienes públicos


La gente se rebela con razón cuando alguien o algo amenaza sus bienes.  Las sociedades avanzadas siempre han considerado que la educación es un bien cuya tenencia y disfrute debe pertenecer a los ciudadanos. El gran triunfo de la sociedad actual es la incorporación de todos sin exclusión al sistema educativo. Educación pública de todos y para todos. De no ser así se irían acrecentando las diferencias entre los que pudiesen costearse la formación y los  que no. 

lunes, 19 de septiembre de 2011

Camino al rojo

Es Lugo. Es una hora temprana. Es la muralla romana que surge con fuerza a través de la niebla madrugadora. Es la escenografía precisa para una mañana de otoño. El silencio da color al ambiente del momento. Por encima se oye pasar despacio el tiempo. Un hombre solitario atraviesa la calle con rumbo fijo. Se adivinan las intenciones. No puede ocultar que se dispone a desmenuzar sin prisas la rutina que le plantea el nuevo día.
Esta es la fotografía con la que, después de un tiempo de silencio, participo este mes en la "Kedada fotográfica de blogueros" con el tema "La calle"

sábado, 17 de septiembre de 2011

Casi todo el pastel es para unos pocos


El mundo no es solidario. Un 15% de la población acapara el 79% de la riqueza. Lo trágico es que la situación se agrava, va a más. Cada vez lo hacemos peor. La desigualdad crece, la brecha se agranda. La diferencia entre agraciados y desgraciados se ha doblado en 30 años. La pobreza tiene su origen en una relación injusta entre todos los miembros de este pueblo grande al que llamamos Planeta Tierra. Siendo los privilegiados un poquito más austeros y un poco menos irresponsables, sería suficiente para que cambiasen sustancialmente las vidas de los que lo pasan mal en la aldea global. No parece mucho pedir si se trata de conseguir que el conjunto de los habitantes del pueblo mejore. Es el mejor reto para este siglo XXI. 

lunes, 11 de julio de 2011

El vivir del placer


Vivir de lo que te hace disfrutar, esa es la meta. El camino de la especialización es largo y suele resultar amargo, pero la profesionalización es imprescindible en el mundo actual. Sacrificios, trabajo férreo, desventuras, sinsabores, así es la vida de los que no renuncian a sus sueños. Pero, vale la pena. Los aspirantes a la felicidad no se arredran. “Dedico mi vida al baile porque la gente que baila es feliz y hoy en día ser feliz es muy difícil”.


miércoles, 6 de abril de 2011

¿Ironía o realidad?


La imagen define bastante bien la vida de un joven africano. La dureza del esfuerzo que exige la subsistencia salta a la vista. El peso que transporta, su fortaleza, la resignación de su rostro o el sudor de la camiseta son muestras indiscutibles. Queda por saber si el lema que luce en el pecho, ese “Graduarse es lo que realmente te permite alcanzar tus sueños”, es el sueño escondido que le ayuda a soportar la realidad cotidiana o una casualidad grotesca.

domingo, 3 de abril de 2011

La sensación del color


Los colores son mágicos. Tienen capacidad en sí mismos para inspirar, tranquilizar, excitar, equilibrar o alterar al que los percibe. De hecho, la cromoterapia tuvo gran importancia en la práctica de medicinas tradicionales como la China. Los colores emiten vibraciones características que producen diferentes efectos. El amarillo se considera el color de la mente, por ser el que más estimula las actividades cerebrales. En su aspecto dorado representa la perfección espiritual, la paz y el descanso. El azul es el color de la verdad, la armonía y la esperanza. Una buena mezcla. Amanece en Lompoul (Senegal).

lunes, 14 de marzo de 2011

Eficiencia


Según un estudio de la Universidad Complutense de Madrid, el índice medio de ocupación en la carretera de La Coruña es de 1,25 personas por vehículo. En Senegal no se hacen estudios de este tipo pero, sin duda, es bastante mayor.
La relación entre los resultados obtenidos y los recursos que se utilizan para obtenerlos es lo que se suele entender por eficiencia. En el mundo desarrollado, ahora que la crisis marca el principio del fin del pensamiento en singular, los medios empiezan a hablar de eficiencia para remover conciencias y tratar de evitar el despilfarro del que, alegremente y sin remordimiento, hemos venido haciendo gala hasta ahora. Hay que educar a la población para que no malgaste los bienes escasos. En el otro mundo, el mundo con más dificultades, nadie habla de optimización de recursos. Todos se saben la lección. 

jueves, 10 de marzo de 2011

Música en la calle


Ha pasado tiempo, pero aquel trovador que cantaba a golpe de laúd las gestas de los grandes hombres por los mercados de la edad media no se diferencia gran cosa del organillero chulapón que repartía chotis y pasodobles por las calles de  Madrid en la época de nuestras abuelas, ni del acordeonista rumano que lo mismo engalana la rutina diaria del metro con alguna sinfonía de Vivaldi que con Paquito el chocolatero. Los músicos callejeros suelen ser gente con talento, con sensibilidad y sin dinero, que ofrecen notas de alegría a los cuatro vientos a cambio de una moneda. 

Esta es la fotografía con la que, después de un tiempo de silencio, participo este mes en la "Kedada fotográfica de blogueros" con el tema "La música"

miércoles, 10 de noviembre de 2010

Telón de niebla

Es el otoño. Lentamente un telón de niebla impregna el aire y va apoderándose del ánimo y del paisaje. Poco a poco se van apagando los focos. Es hora de cambiar el escenario. Un clima de nostalgia se adueña del ambiente para colaborar con ese tiempo de reflexión que invita al análisis y al balance. Es momento de conclusiones pero también de incubación. La naturaleza se amortigua, se repliega sobre sí misma para reinventarse. Casi sin danos cuenta, a fuego lento, comienza a prepararse con fuerza el estreno de una nueva primavera.
Esta es la foto con la que participo este mes en la "Kedada fotográfica de blogueros" con el lema "Otoño" 

miércoles, 20 de octubre de 2010

¡No te muevas!

La naturaleza misma del azar anula toda posibilidad de que sea administrado. En muchas imágenes se aprecia con mayor o menor claridad una especie de azar forzado que las hace claramente inverosímiles porque las acciones o los elementos que encarnan la composición están huecos, se distingue que no tienen alma. Sin embargo, a veces, distintos acontecimientos van sucediéndose de modo espontáneo, tienen lugar de forma aleatoria y se hilvanan entre sí hasta formar una realidad única. El momento tiene que pillar al fotógrafo con el dedo en el gatillo. ¿Alguien dijo algo de un instante decisivo?

miércoles, 29 de septiembre de 2010

Cuidado con los excesos


Al interpretar un símbolo, la señal de tráfico nos recuerda una norma que debemos de tener en cuenta cuando conducimos. Las normas sirven para que podamos andar por la vida sin tropezar con la libertad que tienen los demás de hacer lo mismo. Así como la ausencia de normas puede conducir al caos, lo mismo puede suceder con la sobreabundancia porque no hay duda alguna de que el exceso de información desinforma. Mal remedio para el tráfico rodado es que los conductores tengan que parar sus vehículos si quieren leer toda la información que tienen que conocer para seguir conduciendo.
    

martes, 20 de julio de 2010

Atardece en Estambul


La imagen dice algo relacionado con la gravedad, con lo serio, con la carga existencial, con la presencia sin disimulo del tiempo, con ocres con apariencia de grises y con silencio. También habla de pobreza sincera y de humanidad, pero sobre todo desprende un evidente sabor a viejo. En el fondo y en la forma no es más que un viejo que asoma la cabeza por el balcón viejo de un viejo edificio. Aunque pudiera ser, no es fácil imaginar que en el interior haya ocultos rasgos de alegría, colores vivos escondidos o apuntes sueltos de juventud. Algo dice que atardece sin remedio en Estambul.   

sábado, 12 de junio de 2010

Labradores del mar

Ajenos a la hora y a las inclemencias, chapotean entre la piel del agua para desmenuzar la tierra que la bajamar deja al descubierto. Hay que trabajar deprisa para exprimir todo el jugo posible de los entresijos del fondo marino en busca de esos frutos que la mar regala a quienes envueltos de esfuerzo se entregan a ella. 

Esta es la imagen con la que participo este mes en la "Kedada fotográfica", cuyo tema es "Oficios"

martes, 18 de mayo de 2010

Confluencias encontradas

A pesar de la habilidad del fotógrafo y por muy calculadas que estén la composición, el encuadre, la luz y la expresión, siempre, por suerte, al observar el resultado, aparece una chispita minúscula de azar con la cual la realidad ha chamuscado la imagen. La naturaleza que habla a la cámara es distinta de la que habla a los ojos y la fotografía hace patentes los mundos que habitan en lo minúsculo, en lo imperceptible, suficientemente ocultos, pero que, al hacerse grandes resultan evidentes y ponen de manifiesto la enorme distancia que existe entre la técnica y la magia  

viernes, 7 de mayo de 2010

El poder del bicho


Las fotos que he visto del tema del mes ("Bichos") en la Kedada Fotográfica son fantásticas imágenes de naturaleza en las que abundan los animales. He querido escaparme un poco de la corriente y he encontrado ésta que me parece adecuada. Además de animal y persona de malas intenciones, otra acepción de la palabra bicho es "toro".
Ha acabado la corrida. Caen las primeras sombras al ruedo y se apilan las almohadillas voladoras. Sobre la arena un niño recrea la tarde. No le aturden los aplausos ni le deslumbran las luces del traje ni le encandila la figura del torero. Lo que ha dejado embelesado al chaval, lo que realmente ha hecho mella en su retina y en su ánimo, es el toro. El bicho. 

miércoles, 28 de abril de 2010

Evidente e invisible

Esta es la foto con la que participo en la Kedada Fotográfica del mes de abril, en la que el tema es el agua. Se han enviado imágenes preciosas de lagos, de cascadas, de ríos con el agua como protagonista. Ésta técnicamente no es ninguna maravilla, incluso se puede poner en cuestión el encuadre, pero tiene todo el atractivo de las fotos insinuantes, esas en las que el motivo principal no es evidente aunque esté ahí. En este caso el agua no se ve, pero se siente.

lunes, 15 de marzo de 2010

Entre piernas


La realidad compone por sí misma, no es necesario alterarla. El azar es el que hace el milagro, el que permite la convergencia de formas o de luces en un momento y un espacio determinados para crear una imagen interesante. El único mérito que tiene el fotógrafo es un deseo incansable de ver, que le hace de guía. Captar la casualidad es producto de ese estado permanente de búsqueda y captura en el que vive. Gracias a él mira hacia el punto donde se acumulan las casualidades. Al registrarlo consigue que esa confluencia eventual de cosas se haga eterna.

sábado, 20 de febrero de 2010

Magia y fotografía


Se suele decir que la fotografía tiene algo mágico. Es verdad que la combinación de colores, luces y sombras realizada con maestría puede dar como resultado imágenes maravillosas, pero eso no es magia. Magia es lograr algo sorprendente pero contrario a las leyes de la lógica. Si una tarde te empeñas en captar imágenes de puertas viejas y al llegar a casa compruebas que has fotografiado un perfil humano que nadie había dibujado, tienes por fuerza que pensar en el carácter sobrenatural de la fotografía. 

sábado, 13 de febrero de 2010

Tocar un sueño con la punta de los dedos

Cuando el sueño se acerca hay que tirarse a por él. No importan los riesgos. A muerte. Los demás son otros. El momento es único y hay que hincarle el diente. La ilusión siempre al alcance de la mano, siempre atenta, siempre dispuesta a explotar para emocionarnos si la fantasía se empeña en hacerse real. Apena mucho más lo que no se puede retener que lo que no se puede conseguir. Y ahora está al alcance de la mano.  

sábado, 6 de febrero de 2010

Desde la mirilla

El tema de este mes en la "Kedada fotográfica" es "Macro" y esta es la imagen con la que participo.
Una atalaya privilegiada para observar a tu presa a pocos centímetros con total impunidad, una localidad preferente desde la que puedes oír su respiración sin que se percate de tu presencia. Es cuestión de esperar en silencio, darle tiempo para que se relaje hasta que crea que no hay peligro. Cuando se confíe dispones de unos segundos. Es el mejor momento. ¡Dispara! ¡Click, click, click!

martes, 12 de enero de 2010

Maqueta real de un belén



Con esta foto participo en la "Kedada Fotográfica" de este mes, con el lema "La Navidad".
Los belenes quieren ser maquetas más o menos afortunadas del lugar en que nació Jesús (y que no se sabe muy bien dónde fue). El tiempo los ha ido rellenando de tópicos, sin los cuales la representación se considera poco real. Aunque no se sepa a ciencia cierta cómo era la realidad del lugar, en cualquier nacimiento que se precie el portal, los arbolitos, la nieve, el río, el puente, el caminito y las luces son elementos imprescindibles. Pero está claro que la realidad recrea sin problemas la ficción y que Belén, en esta ocasión, está muy cerquita de Lugo.

domingo, 20 de diciembre de 2009

Tono otoñal


Con esta foto participo en la "Quedada fotográfica de este mes, cuyo tema es "El otoño".


El diálogo entre el fotógrafo y el entorno es constante e inevitable. El simple acto de enfrentarse a un momento, detenerse ante él y capturarlo de una forma concreta es lo que define al autor y hace especial la fotografía. Para mí, en el tono, en la sensación y en la esencia, el otoño se parece bastante a esta imagen. 

domingo, 13 de diciembre de 2009

Sangre irreal


El descubrimiento de la fotografía hizo posible el milagro de plasmar un instante de realidad, pero eso no significa que la fotografía atrape el pasado de manera fiel. Decía Cartier-Bresson que la verdad sólo surge cuando están en el mismo punto de mira, el ojo, el corazón y la mente. Es posible, pero habría que puntualizar. Es relativamente fácil que el observador, con el punto de mira que el fotógrafo le concede, no tenga posibilidad alguna –o muy pocas- de acercarse a la realidad. En este caso la visión de la imagen –dramática, espeluznante- puede colocar nuestra mente en un campo de exterminio. Para conocer la realidad del momento, el observador únicamente dispone de ese punto de mira en el que el fotógrafo ha puesto el ojo y el objetivo, pero éste tiene que conseguir transportarle a aquel punto de la realidad y no a otro. Y para eso, el corazón del fotógrafo tiene que ser honrado. Llevar el equivocado ojo del observador como quería Cartier-Bresson, reconducir su mirada desde el campo de concentración alemán hasta la manifestación reivindicativa de un colectivo madrileño en defensa de los animales –la verdad del momento-, sería fácil con otro punto de mira. 


domingo, 29 de noviembre de 2009

Paso ligero


Muchas veces al leer una foto se aprecian contrastes inesperados que aportan el atractivo suficiente para evaluarla positivamente. Esta imagen no tiene en principio nada especial, puede ser una más del montón, pero algo nos obliga a pararnos ante ella para hacer una observación más minuciosa. Algo poco perceptible acapara nuestra atención. Puede ser la contraposición entre el movimiento frontal de los maniquíes y el transversal de la mujer, el contraste entre el color y la robótica forma de andar de los unos frente al tono terrenal y el caminar mundano de la otra, la complejidad del trío en oposición a la soledad de la figura única, la mirada directa de ellos cruzándose con la expresión cabizbaja de ella. Sean esos u otros los ingredientes, lo cierto es que la imagen aprueba con éxito la prueba de nivel.

jueves, 26 de noviembre de 2009

Pasión turística


Por un lado es sábado. Desde primeras horas el grupo se reúne en torno al guía en la Plaza Mayor para iniciarse en la riqueza oculta de los rincones de Madrid. Por otro lado el sol ya hace rato avanza pero ellos no han terminado de exprimir la noche y el amor no entiende gran cosa de horarios. Por un momento, un lado y otro confluyen. Tiempo y lugar únicos. Guía y grupo observan abiertamente algún detalle imperceptible escondido en la histórica farola, mientras de reojo admiran el descontrol de los enamorados que no pueden atender al mundo ni son capaces de encontrar la forma de aparcar por un momento sus pasiones desatadas.

sábado, 14 de noviembre de 2009

Placer solitario


Es cierto que cada cual tiene su forma particular de divertirse. La diversión puede tener infinitos matices pero hoy, para la mayoría, tiene que ver con la realización de muchas actividades. No se puede estar ocioso. Sin embargo, abunda en el mundo desarrollado la gente que hace muchas cosas y se aburre soberanamente. Por eso resulta admirable que haya personas que no necesitan casi nada ni casi a nadie para divertirse, personas que ponen sus cinco sentidos en una actividad poco ruidosa, poco espectacular, sencilla, que les gusta y les resulta placentera. Algunos incluso no precisan ni contrincante para jugar una partida a las damas. 

domingo, 8 de noviembre de 2009

¿Ignorancia colectiva o multitud inteligente?


Esta es la foto con la que participo este mes en la "Quedada fotográfica", cuyo tema es "Multitud".
La “Quedada” es un claro ejemplo de que el desarrollo de las tecnologías basadas en internet supone una revolución en los movimientos sociales. El mejor ejemplo es la consolidación de los denominados flash mob (movilizaciones instantáneas) que se están realizando en todo el mundo. Nace una nueva filosofía colectiva capaz de crear ciudadanos comprometidos y participativos (multitudes inteligentes les llama el profesor Howard Rheingold) con potencial suficiente para derrocar gobiernos, obligar a bajar precios a las multinacionales o doblegar a poderosos en todo el mundo. Estas nuevas dinámicas infunden mucho miedo al Poder, que trata por todos los medios de limitar el avance. De nosotros depende que los ciudadanos de mañana seamos usuarios inteligentes o consumidores aborregados de tecnología a los que se priva de la posibilidad de innovar.

lunes, 26 de octubre de 2009

Cinco dedos para detener la locura


Con esta foto participo en la "Quedada fotográfica de blogueros" este mes, que el tema es "El número 5"
Delante de la ropa que usaban los prisioneros del campo de exterminio de Mauthausen, en el que fueron asesinados miles de españoles, una mano blanca emerge de la nada. Con los cinco dedos extendidos parece empeñarse en pedir una tregua a la barbarie, una llamada a la reflexión para detener inocentemente la locura.

jueves, 22 de octubre de 2009

Barcas muertas

No hay cementerios para barcas. Las barcas se mueren donde pueden. Cuando se jubilan buscan un lugar recogido y se acurrucan. No hay agonía. Sin lamentos ni lágrimas se entregan suavemente a su final. Van dejando que el mar las envuelva poco a poco, hasta apoderarse completamente de ellas y caer sumidas en una especie de sueño eterno. Entonces, en silencio, desaparecen para siempre.

jueves, 8 de octubre de 2009

Lluvia enrejada

No se sabe a ciencia cierta por qué nos gusta algo, por qué nos parece bello. Lo que ahora vemos hermoso no lo era antesdeayer y lo que a uno le maravilla resulta totalmente indiferente para el que está a su lado. Es así. Qué le vamos a hacer. Por suerte, los científicos no han identificado todavía el gen que define la belleza. Posiblemente no exista o quizás sea distinto en cada persona. Porque todos sentimos diferente.

Ésta puede ser (y lo es) una imagen poco llamativa. Sin planteamiento, un tanto indefinida, desenfocada, poco descriptiva, con ruido e incluso sucia. Pero, con todo y con eso, aunque vaya en contra de muchos cánones, es una foto hermosa. Porque en el fondo, algo es hermoso si alguien lo considera así.

lunes, 28 de septiembre de 2009

Ver recordar

El hombre se asoma al día sin demasiado entusiasmo. No sabemos lo que divisa desde la ventana, pero ni eso ni la climatología adversa acaparan la atención del protagonista. Aunque parece dirigir su mirada al exterior, es evidente que está mirando hacia muy adentro. Los días otoñales invitan a la nostalgia. En el momento del disparo la cámara no ha captado a un hombre mirando por la ventana en un día lluvioso. Realmente la imagen nos muestra a una persona a la que se le ve recordar.

domingo, 27 de septiembre de 2009

Una espera resignada

Normalmente la espera viene inevitablemente teñida de incertidumbre (“no va a llegar a tiempo”, “¿para qué me habrá citado?”, “tarda más de lo que debiera”, “¿vendrá?”). Si siempre entraña dudas, especialmente complicada es la espera de los enamorados y la de los que no sospechan siquiera lo que está por llegar. La letra de una canción de Amistades Peligrosas decía que “larga es la espera cuando se quiere, pero más larga es la espera sin saber lo que se espera”.
En este caso empieza a atardecer, el día se ha ido gastando y la espera de las protagonistas parece haber sido larga y tranquila. No se aprecian por ningún lado atisbos de inquietud. En este instante todas las emociones de la niña se limitan al intenso mundo que se dibuja en las páginas de su libro. El resto no le preocupa. Por su parte, el tiempo de la mujer discurre sin impaciencia totalmente ajeno a lo que pasa ante sus ojos o transcurre a sus espaldas. Aislada del entorno dormita acodada en el respaldo de la silla, estratégicamente situada al efecto, mientras aguarda confiada el final de una espera que en modo alguno le desespera.