Haga click aquí para volver a la página principal

sábado, 21 de agosto de 2021

Espigueiros en guardia

 

Ahí están, alineados en lo más alto del silencio, oteando imperturbables el horizonte que se avecina. Son inteligentes construcciones bioclimáticas ancestrales cuya misión es albergar tesoros. Desde el pasado remoto, los fieles hórreos aguantan con pies de granito y alma de acero el peso invisible del tiempo.

domingo, 15 de agosto de 2021

En bici por Ferrol

Jardines de San Francisco se llamaba aquella plaza. 
Con el traje de almirante, en agosto y de mañana, 
con total convencimiento y sin mediar ni palabra 
presentó su credenciales el marqués de la Ensenada. 
Entre el tráfico y el ruido divulgaba sus hazañas. 
De los coches y las motos no quería saber nada, 
para airear su aventura por las calles ferrolanas 
lo mejor, aseguraba, era usar la bici urbana.

sábado, 5 de junio de 2021

Sueños divinos


Puede parecer que la cama no es cómoda, que la postura no favorece la relajación pero, por complicado que resulte el reposo físico, los sueños son apacibles si Dios está cerca.

jueves, 3 de junio de 2021

Abrazo mortal


La naturaleza ruge. Se lanza a muerte con rabia. Ha aceptado el desafío. Se desata la batalla. El templo está sentenciado, ha caído en la emboscada. Los tentáculos, sedientos, ejecutan la venganza. La piedra siente la asfixia, la agonía será larga. 

miércoles, 28 de abril de 2021

Posturas enfrentadas

Otro punto de vista, otra mirada. Rehuyen el contacto, no se hablan, discurren por galaxias enfrentadas. El color se impone, la clase manda. No ven que su destino les iguala. 

sábado, 30 de enero de 2021

Regalo de colores en la lectura

 


Palabras de papel dibujan el ambiente. Un relato de colores despierta nuestra mirada y agranda los horizontes. Al pasar las páginas una fantasía fresca va enriqueciendo el ánimo. La lectura de la melodía escrita hace desplegar las alas y nos empuja a soñar.  

miércoles, 20 de enero de 2021

La lectura de la piel

Sobre nuestra piel inmaculada se va escribiendo con tinta imborrable el paso del tiempo. Al final, nuestras arrugas son líneas de aire escrito que hacen de la piel un libro abierto en el que se puede leer con detalle el relato diario de nuestra historia.