Páginas

sábado, 6 de febrero de 2010

Desde la mirilla

El tema de este mes en la "Kedada fotográfica" es "Macro" y esta es la imagen con la que participo.
Una atalaya privilegiada para observar a tu presa a pocos centímetros con total impunidad, una localidad preferente desde la que puedes oír su respiración sin que se percate de tu presencia. Es cuestión de esperar en silencio, darle tiempo para que se relaje hasta que crea que no hay peligro. Cuando se confíe dispones de unos segundos. Es el mejor momento. ¡Dispara! ¡Click, click, click!

3 comentarios:

  1. Genial!!
    Que bueno eres tio!
    Feliciades!

    ResponderEliminar
  2. "É a possibilidade que me faz continuar e não a certeza. Uma espécie de aposta da minha parte. E embora me possam chamar sonhador, louco ou qualquer outra coisa, acredito que com Deus tudo é possível..."
    Um lindo domingo e ótima semana!
    abraços

    ResponderEliminar
  3. Aún sin mantener abierta la mirilla, observando a nuestro prójimo en silencio, la atalaya sigue siendo privilegiada y sus gestos,más que sus palabras, nos ayudan a conecerlo. Si tu cámara es buena, tu palabra es certera. Sigue apuntando...

    ResponderEliminar