Páginas

sábado, 5 de diciembre de 2015

Buscando color al día

En Possotomé, al suroeste de Benín, el día arranca descolorido. Hace rato que un desganado amanecer dibuja con trazos desvaídos una mañana temprana de baja intensidad. Un joven pescador impulsa convencido una tosca embarcación. Se ha empeñado en escapar de la mancha insulsa que le persigue desde la orilla. Busca con ahínco un tono más atrevido entre las aguas desteñidas del lago Ahémé, sueña con algún regalo afortunado que haga despertar los colores festivos de una jornada apagada. 

viernes, 20 de noviembre de 2015

Mujer invisible


De brahmanes a shudras. De nobles a brutos, del oro a la inmundicia. En India los seres humanos están clasificados por genes y el futuro de cada uno está escrito en su cuna. La casta sentencia sus vidas hasta la muerte. Esta mujer no cuenta, está descatalogada, es una descastada. Antes cargaba sobre la cabeza una cesta de mimbre rebosante de excrementos humanos, ahora limpia letrinas. Es dalit y los dalit no existen. Son innombrables, malditos. Cada semana son asesinados 13. Ser dalit es no ser, es estar condenado a la invisibilidad. 

lunes, 13 de abril de 2015

La rabia de la sangre


En medio del arrebato rojo crece un aplomo borroso que se hace intenso para imponer el compás, el punto que contrarresta el coraje, el temple rasgado, la calma. Nace el arranque del fuego, el sentimiento que manda. Cuando el flamenco es el dueño, la fuerza de la sangre se desata, la rabia inunda la escena, la pasión se desparrama. A partir de ahí el cante desgarra el silencio y es el coraje el que canta. La poesía es la que baila. 

martes, 7 de abril de 2015

Sin ganas de sonreir

La mujer es correosa pero la jornada es más. Se hace visible el agotamiento sin tapujos. Los pies no le caben en las babuchas y el cansancio le llega hasta el alma. Cuando todavía faltaba un mundo para que empezase a romper la mañana ya estaba en marcha. Hay que llegar temprano, el mercado está vivo a primera hora. Casi 15 kms de caminata y 20 kilos a la espalda. Ahora su corazón no tiene ganas de sonreír. No ha habido mucha suerte y le duele el regreso. Se le antoja eterno.

domingo, 15 de marzo de 2015

Fotos escritas a mano, ¡¡en directo!!


Por fin, Fotos escritas a mano han aceptado salir de gira. Aseguran que les apetece airearse y que les hace ilusión el espectáculo en vivo. Prometen no defraudar y ponerse las mejores galas para el evento. Totalmente maqueadas y con nuevas versiones inéditas, desde el día 10 y hasta el 25 de abril una selección de estas imágenes se enfrentará al público que se presente en los salones de Villa Concepción, la Casa de la Cultura del Ayuntamiento de Cambre, en La Coruña. Todos los que en esas fechas os encontréis por la zona no deberíais de perder la oportunidad de verlas actuar en directo. Estáis invitados. 

martes, 3 de marzo de 2015

Insolencia silenciosa


Como telón de fondo el gran mundo y sus encantos, su magia, su fuerza, un derroche de recursos en favor de su poder de captación, la promesa colorista de futuro y la figura imponente y seductora camino de ese más allá maravilloso al que nadie se puede negar. Es la espectacularidad ilusoria en medio del callejeo cotidiano. Frente a ese gran mundo del fasto y de la grandiosidad, ajeno al hechizo del todopoderoso encanto embaucador de la comunicación agresiva, el discurrir silencioso, discreto e insolente de una simple bicicleta. 

lunes, 16 de febrero de 2015

Cuando el tiempo se atraganta



Lleva un mundo ahí sentado. Su gente no aparece. La espera se le hace eterna, se le clava en las entrañas. El desasosiego crece y su paciencia, a punto de reventar, se atasca. Está harto. La sala se vuelve inmensa, el tiempo se le atraganta. Ya hace rato su mirada se ha perdido en un rincón atontada. A su espalda Van Gogh escucha en silencio cómo el tedio toma asiento, cómo la tarde se alarga. 

viernes, 13 de febrero de 2015

El tesoro del lago


Se lanzaron un día al agua para esquivar la esclavitud y ahora crecen sobre el lago. Duermen, estudian y trabajan encima del agua. La vida en Ganvié discurre día a día empapada de dureza. Dificultades evidentes contra rebeldía a raudales. Destripan el agua con maestría para sacar a la luz su tesoro, un regalo de los dioses para aquellos que envueltos de esfuerzo se entregan a la complicada tarea de subsistir.

Al otro lado de nosotros

A todo el mundo le puede pasar. Paseas despreocupadamente y de repente, al doblar la esquina, te tropiezas con tu mirada. Tu yo te mira cara a cara. Y cuando te encuentras contigo frente a frente no tienes más remedio que afrontarte. Eres consciente de que tu mirada te reclama, te desnuda, quiere que te rindas cuentas. No hay salida de emergencia, es un cuerpo a cuerpo inevitable. Nadie se escabulle de sí mismo. Aceptas el reto. Tu reloj se para porque arranca un instante único. ¿Qué ha habido detrás de ti en todo tu tiempo? Te pones sin tapujos a desenredar lo que se ha ido escondiendo hasta aquí tras tu cara oculta. Todos algún día tenemos que confesar qué hemos atesorado al otro lado de nosotros.