Páginas

miércoles, 29 de septiembre de 2010

Cuidado con los excesos


Al interpretar un símbolo, la señal de tráfico nos recuerda una norma que debemos de tener en cuenta cuando conducimos. Las normas sirven para que podamos andar por la vida sin tropezar con la libertad que tienen los demás de hacer lo mismo. Así como la ausencia de normas puede conducir al caos, lo mismo puede suceder con la sobreabundancia porque no hay duda alguna de que el exceso de información desinforma. Mal remedio para el tráfico rodado es que los conductores tengan que parar sus vehículos si quieren leer toda la información que tienen que conocer para seguir conduciendo.