Páginas

sábado, 13 de febrero de 2010

Tocar un sueño con la punta de los dedos

Cuando el sueño se acerca hay que tirarse a por él. No importan los riesgos. A muerte. Los demás son otros. El momento es único y hay que hincarle el diente. La ilusión siempre al alcance de la mano, siempre atenta, siempre dispuesta a explotar para emocionarnos si la fantasía se empeña en hacerse real. Apena mucho más lo que no se puede retener que lo que no se puede conseguir. Y ahora está al alcance de la mano.  

4 comentarios:

  1. Recomiendo la ampliacion de la imagen para observarla mejor. Una gozada :)

    Todo en ella tiene gancho, las caras de los niños, la de la mujer que espera que reviente la burbuja de un momento a otro, la mujer que pasa y se ve a través de esa maravilla de jabon... Bob Esponja... jajaja

    Genial!!!

    Saludiños :)

    ResponderEliminar
  2. Gracias, Merce, por la sugerencia y los comentarios. Te hago caso. Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Ayayaaay pero ainda non atopache-lo camiño de volta a Galicia??? mmmmm

    ;)

    ResponderEliminar
  4. y, a veces
    la magia es ser en el bueno lugar y
    en el momento justo ...

    ResponderEliminar