Páginas

lunes, 8 de diciembre de 2008

Lucha desigual




El camello se ensaña con el Mercedes. Podría estarse rascando para encontrar un poco de alivio a la desazón que le produce el ataque de los parásitos. Pero también podría haber decidido oponer resistencia al avance del invasor con todas sus fuerzas. La naturaleza frente a la técnica. Ecologismo frente a consumo. Desarrollo sostenible. No al abuso, no a la intromisión. Asistiríamos en este caso al intento de derrocamiento de un icono, al abatimiento de un símbolo, que recuerda vagamente al complicado derrumbamiento de la estatua de Sadam Husseim en la guerra de Iraq. El ocre vivo del animal enfrentado al azul metálico de la máquina. Tal vez, creyendo que teníamos ante el objetivo a un camello rascándose, hemos fotografiado sin querer la lucha desigual y romántica de un elemento aislado contra un imperio organizado, el enfrentamiento a puñetazos de un individuo contra un carro de combate.

No hay comentarios:

Publicar un comentario